Volver al Inicio
SEO

Sostenibilidad en SEO

entre el greenwashing y el impacto real

By ROSARIO ARCE

Hablar de sostenibilidad en marketing digital nos invita a subirnos a una peligrosa cuerda floja. 

El límite entre el greenwashing y los pequeños hacks que pueden marcar una diferencia es delgado, pero no invisible. 

Es por eso que nuestra posición es la de escribir basándonos en números concretos y realizar bajadas prácticas que generen un impacto real, por pequeño que parezca.

No buscamos contar quiénes somos o vender qué hacemos: hoy solo nos proponemos informar y generar conciencia.

 

¿El SEO “contamina”?

Para responder esta pregunta debemos volver unos capítulos atrás y comprender el impacto de Internet, como recurso esencial para ejercer el SEO y otras actividades del Growth. 

Según un estudio de The Shift Project, la infraestructura que sostiene Internet es responsable de un 3,7% de las emisiones globales, aproximadamente. Si bien suena a poco, está por encima del impacto de la industria de la aviación (3,5%). 

Este porcentaje fue calculado antes de la pandemia, sin considerar el 53,8% más de usuarios que acudieron a las compras online a partir de 2020

Además, la proyección que realizan los expertos de cara a 2040 es que las emisiones producidas por Internet ascenderán a un 14% del daño total. 

Gran parte de esta composición se atribuye a los centros de datos: existen más de 1700 millones de sitios web (puedes consultar la cifra actualizada en este preciso momento aquí) y el ritmo acelerado de la generación de nuevo contenido alimenta esta proyección. 

Del 3,7% del impacto global de Internet, un 2% corresponde a data centers. A medida que crece la demanda de contenido digital, también lo hace el consumo de energía. 

En tanto dependa de Internet para su ejecución, una mala gestión de la estrategia SEO y su aplicación sobre los sitios web es una contribución indirecta que alimenta este porcentaje de emisiones globales.

Así que si creías que el SEO estaba libre de responsabilidad en la cuestión por no tener contacto con el papel ni los desechos, te invitamos a quedarte en este artículo.

 

La relación más aparente entre el SEO y el consumo de energía 

Hablar del SEO como agente absoluto de reducción del consumo de energía y las emisiones globales es greenwashing. Aún quedan muchas oportunidades por explorar y, en la actualidad, nos encontramos en una etapa de investigación más que de afirmaciones y slogans

Sí encontramos una aparente relación entre el SEO y esta causa, que decanta por lógica cuando entendemos que un sitio “pesado” representa un mayor impacto negativo en el planeta. 

Desde el momento en que el SEO se propone objetivos como reducir el click depth, lograr que el usuario visite un único ecosistema para acceder a la relevancia de su búsqueda y que los sitios sean más ágiles y livianos, podemos decir que la reducción de la tensión sobre los centros de datos está en su naturaleza. 

La velocidad de carga es uno de los factores esenciales en performance y SEO. Todos los estrategas saben que cuanto más rápido carguen las páginas de un sitio, más fácil le resultará escalar en SERP. La relación es directamente proporcional. 

Cada pequeña reducción en el peso de una imagen o video y su correcta codificación en formatos más eficientes de cara a la experiencia de los usuarios y el consumo de energía es un aporte, para algunos indirecto, en la causa del impacto climático. 


Aún así, la regla más exacta para comprender el aporte del SEO es la siguiente:


 

Este resultado nos permitirá realizar un análisis comparativo del “antes y después del SEO”

Recordemos que la energía consumida para cargar una página promedio en Internet arroja una liberación estimada de 1,76 g de CO2 por cada clic recibido.


Si esta página recibe 1 millón de clics en un año, estaría liberando un total de 1.760 kg de CO2 anuales.
Una optimización del 15% de reducción en el tamaño de la página implicaría, en este caso, 264 kg de CO2 menos liberados a la atmósfera anualmente.

¡Claro! Al referirnos solo a un sitio web, el impacto nos parece pequeño. Pero recordemos que existen más de 1.700 millones de sitios. Si todos lograran este ahorro del 15%... ¿Seguiríamos hablando de un aporte insignificante?

 

Es por eso que el egocentrismo y las estrategias individuales solo quedan relegadas al greenwashing. La contribución del SEO en la sostenibilidad es en comunidad, a escala y en investigación constante.

 

Antes de irte, revisa las emisiones de carbono de tu sitio web

El primer paso antes de plantear cualquier estrategia de impacto y sostenibilidad es entender dónde estamos parados y cuál es el daño real que hoy producimos.

Sin dudas, esta estimación será el punto de partida para trazar objetivos realistas y los tiempos para alcanzarlos.

En este sentido, te recomendamos una rápida visita a Beacon. Se trata de una herramienta gratuita que te permitirá ingresar cualquier URL y recibir un desglose de las emisiones de carbono que produce cada elemento de tu página.

Así, tendrás un recurso sencillo para calcular el desempeño ambiental de todo el sitio y multiplicar las emisiones por las visitas, para dimensionar tus emisiones anuales totales.

 

Beacon funciona como una práctica extensión para Chrome o Firefox que, con solo presionar una vez posicionado en la página que te interesa medir, te arrojará un reporte con información como esta:

 

 

Encontrarás los equivalentes con actividades reales y cotidianas, tales como mirar tu serie favorita en HD en Netflix o conducir una determinada cantidad de kilómetros en tu auto.

También te llevarás el curioso dato de la cantidad de árboles que deberías plantar para contrarrestar tu huella de carbono en un año. ¡Sin excusas! ¿Verdad?

 

Otros ejes para investigar en comunidad

La sostenibilidad consiste, básicamente, en asegurar las necesidades del presente sin comprometer las del futuro. Esta definición aplica a todo tipo de proyectos impulsados por el ser humano, físicos o digitales. 

Los profesionales y las empresas debemos comprometernos con el triple impacto: garantizar la sostenibilidad en los ejes ambientales, sociales y económicos

Ningún modelo de negocio podrá subsistir en el mundo del futuro si no se replantea activamente el estado de su contrato con el triple impacto.

Ya vimos qué podemos hacer desde el SEO para trabajar sobre el impacto ambiental. 

 

¿Qué podríamos aportar para mejorar la situación del impacto social y económico? ¿Cómo podemos consolidar estructuras de accesibilidad real sobre los sitios web que dirigimos? ¿Cuáles son las problemáticas urgentes de la comunidad SEO que desmotivan estos esfuerzos en el día a día?

Preguntas y ejes de investigación que debemos abordar en comunidad, bajo una lógica colectiva y expansiva. ¿Te animas a subirte a esta cuerda floja que cambiará el mundo?


 

Últimas Noticias

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y entérate primero cuáles son las tendencias y noticias que te ayudarán a crecer tu negocio.

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y entérate primero cuáles son las tendencias y noticias que te ayudarán a crecer tu negocio.